jueves, 17 de julio de 2008

Otro marciano más (en mis narices)

Es curioso.
Cuanto más cerca tienes algo, más te cuesta verlo.
Este marciano está en la calle Cinturería, al lado de la calle Somera, donde paso horas, por no decir días.
Y hasta hace unos días, no lo había visto.