martes, 13 de noviembre de 2007

Más Vodafone

Elegir compañía telefónica (sea de telefonía fija o móvil) es muy complicado.
A sus las pegas que ponen para enseñar sus tarifas, hay que sumar su horroroso soporte telefónico.
En la empresa en la que estoy, elegimos Vodafone como proveedor de telefonía móvil.
Mala elección.
A su tardanza a la hora de enviar los teléfonos móviles, se unió que mandaran la primera factura a fecha muy anterior a la recepción de los móviles. ¿Estamos tontos? ¿Cobramos por un servicio no realizado?
Luego pedimos información de las facturas (no hay quien las entienda). Ninguna de las personas de soporte supo solucionar esas dudas, con lo cual quedó la incidencia abierta.
¿Cómo lo soluciona Vodafone? No mandando más facturas.
Tras no recibir varias facturas (pero cobrarlas sí las cobran), se piden esas facturas. La respuesta: "Ya sabíamos que no llegaban".
Si lo sabes, ¿por qué no las envías?
"Es que la dirección está mal".
¿Pero cómo va a estar mal si nos llegaron las primeras facturas bien?
Seguiré contando las desventuras con Vodafone...