viernes, 20 de mayo de 2011

HAWAII, DÍA 2: CONOCIENDO HONOLULU

Debido al jetlag o al cansancio del día anterior, no dormimos mucho y salimos del hotel pronto, tras actualizar los relojes con los 11 horas de diferencia. Serían las 7:30 de la mañana.

Había muy poca gente por la calle y nos recorrimos toda la costa de Waikiki.
No encontramos en todo Waikiki ni una oficina de alquiler de coches.
Cuando empezó a apretarnos el hambre, en una pequeña galería comercial situada en el cruce de la calle Ala Moana con Hobron, encontramos un sitio donde desayunar: Kimobean coffee. Pedimos dos bagels rellenos de panceta, huevo frito y pavo. Como sabíamos que las bebidas en los iuesei son muy grandes, pedimos un café mediano para compartir entre los dos. El café mediano era medio litro. Si le añades la lecha, te queda un katxi de café con leche. Todo: 14,40$.














Tras reponer fueras, fuimos a una oficina de alquiler de coches que había justo al lado (Alamo) pero como había salido un día lluvioso, había mucha gente esperando alquilar coche. Como lo íbamos a alquilar para el día siguiente, decidimos pasar más tarde para no esperar cola.
Seguimos andando por Ala Moana y cruzamos este río, el cual estaba bastante sucio:






















Llegamos a Ala Moana Center, concretamente a la librería Barnes & Noble. Zuriñe quería comprar un ebook reader, concretamente el Nook
y como soy un poco envidioso, yo también me compré uno. 150$ cada uno. Habíamos mirado ebook readers por aquí, pero este modelo salía por unos 100€ al cambio, cuando aquí por 100€ sólo te dan modelos muy básicos.

En ese centro comercial había una sala de máquinas recreativas con unos curiosos modelos:































































Y esta máquina se encontró Zuriñe en los servicios del centro comercial:











Típica camisa hawaiiana para bilbaínos:





















En una máquina de refrescos elegimos por error un refresco Mountain Dew. Era similar al Sprite y estaba bueno. 1,5$ la botella de 0,6 litros. Seguimos caminando dirección Chinatown y encontramos una furgoneta-restaurante que luego nos daríamos cuenta que es típica en Hawaii:












Teléfono para pedir taxis en Aloha Tower:























Y la famosa torre:






















Empezamos a desandar el camino y llegamos a comer a Ala Moana Center. Este centro comercial es el más grande que he visto en mi vida y tenía una zona con los sitios para comer, en donde habría unos 50 restaurantes y sitio para comer para más de 1.000 personas. A pesar del sitio disponible, había gente que salía a la calle para comer porque no encontraban sitio. Elegimos un sitio en el que comimos una ensalada hecha por nosotros mismos, filete a la plancha y salmón a la plancha. Con la bebida: 28$.































Alquilamos el coche para el día siguiente (como no tienen oficinas en Waikiki, te van a buscar al hotel y te llevan a la oficina) y cogimos el bus para Waikiki. Hay muchas líneas de bus y con mucha frecuencia, así que no te cortes cogiendo el autobús público (2,5$ el viaje, con posibilidad de un trasbordo).

Llegamos al hotel y en la habitación encontramos una cesta de frutas y bombones, supongo que debido a que nos habían rayado la maleta:













Tras esto, un paseo por Waikiki para encontrar donde cenar: Cheeseburger in paradise.
2 hamburguesas con patatas fritas y una cerveza: 42$. Lo curioso es que no te cobren el agua, y una cerveza te cueste 13$, cuando la comida de cada uno eran entre 10 y 12$.











Mirando en google earth nos dimos cuenta que habíamos caminado unos 20 kilómetros: así que estábamos un poco cansados.
Por cierto, al llegar a la habitación nos dimos cuenta que realmente hay 12 horas de diferencia (en primavera no cambian la hora) así que habíamos salido de la habitación a eso de las 6:30 de la mañana. Por eso había tan poca gente en la calle...